lunes, 8 de diciembre de 2008

Ensayo argumentativo


Donación de órganos, ¡tabú o solidaridad!
Karly Quintero



Dar vida después de una vida: en Venezuela no es muy usual la donación de órganos y de una u otra manera algunas personas lo ven como una violación, pero, ¿por qué no donar nuestros órganos para dar continuidad a la vida de aquellos niños, hombres o mujeres que lo necesitan o por derecho les corresponde vivir?


Anteriormente el donar órganos era considerado casi un delito, porque las personas no podían concebir la idea, o el hecho de que le sacaran sus órganos así no los necesitaran. Según el doctor Roberto Dávila Pérez, cirujano de trasplantes, “la donación de órganos es un gesto totalmente altruista e incondicional de otorgar nuestros órganos internos y tejidos o los de nuestros familiares directos (padres, hermanos, cónyuges o hijos) cuando ya no los necesitemos. Es considerado como el mayor acto de bondad entre los seres humanos y es aceptado por la mayoría de las religiones en el mundo incluida la católica.”


Cabe mencionar que dicho acto forma parte del avance biológico y tecnológico, como muestra del cambio que ha venido presentando el campo de la medicina, abarcando directamente la salud del ser humano, sin embargo, algunas personas se niegan al hecho de querer donar sus órganos por la sencilla razón de que el mismo constituye la oportunidad para que ciertos individuos se aprovechen y tomen esto como la ocasión precisa para cometer delitos al hacer negocios ilícitos con los órganos de aquellos que estén dispuestos a donarlas.


Si bien es cierto que dicha donación es una conducta totalmente humanitaria, expertos en la materia adoptan una posición negativa ante tal hecho, Giovanni Pernía, medico cardiólogo expresa “la donación de órganos voluntaria y controlada salva muchas vidas y por ese lado estoy de acuerdo, pero cada cosa tiene su lado oscuro al cual llamaríamos: dinero más pobreza e ignorancia; esto lo digo porque hay países en donde existen personas que se aprovechan de la pobreza extrema de la gente y de su poca información sobre los riesgos y les presentan la idea de que vendan sus órganos por cierta cantidad de dinero, y una vez aceptado el trato los engañan dándoles menos cantidad de lo acordado, lo que convierte este acto humanitario en un negocio totalmente ilícito.”

Por ende, se debería crear campañas de información para dar a conocer las consecuencias negativas y positivas del acto de donar órganos, incluso presentar lo que actualmente está en discusión en la Ley Orgánica de Salud, en la cual se establece por medio de un artículo que la donación de órganos, será únicamente decisión de la persona y no le competerá al estado, de esta manera se crearán reflexiones para que la donación no sea vista como “un negocio ilícito” sino como un acto netamente solidario.


Yolanda Toro, Jefe de Departamento de Salud del Centro Médico Banfoandes (Semba) expone que muchas personas que necesitan un transplante de órganos o tejidos no lo obtienen porque no hay suficientes donaciones. Cada mes, más de 2.000 nombres nuevos son registrados en la lista de espera nacional para transplante de órganos. Al menos 16 personas mueren cada día en espera del transplante de un órgano vital como un riñón, el corazón o el hígado. La donación de órganos y tejidos es verdaderamente un regalo de vida.


Al mismo tiempo en el que comentaba, que el año pasado la tasa de donación cerró en 2,3 donantes por millón de habitantes, mientras que Uruguay, el país de Latinoamérica que más donantes tiene, registró 25 donantes por millón de habitantes. En el medio están países como Argentina y Cuba con 11 y 12 donantes por millón de habitantes, respectivamente.
Estefanía Contreras, es una niña que se encuentra en delicado estado de salud por falta de una donación de su riñón derecho. Patricia Contreras, madre Estefanía expone “no hemos conseguido aún un donante para mi hija, si la gente tomara conciencia de que este acto es netamente humanitario estoy segura que ya tendría a Estefanía corriendo por un parque como cualquier otro niño de su edad”.


Los médicos aseguran que las cosas no son tan simples y el proceso que va desde la obtención de un órgano para su trasplante hasta la intervención quirúrgica de colocarlo en lugar del órgano enfermo de otra persona es complejo: identificación del donante, solicitud de donación a la familia, preservación y mantenimiento de los órganos a trasplantar, coordinación de los equipos quirúrgicos de extracción de órganos y de trasplante, administración del protocolo de inmunosupresión.


Por este motivo, se debe tomar conciencia y tener presente que la donación de órganos y tejidos es un milagro que cada año permite la realización de miles de trasplantes que salvan o mejoran la vida de miles de personas, dejar a un lado ese tabú que cierra las mentes de las personas al pensar que una donación es un acto ilícito; esto es simplemente dar vida después de otra vida.

lunes, 13 de octubre de 2008

Donación de órganos, ¡tabú o solidaridad!

Karly Quintero


Dar vida después de una vida: en Venezuela no es muy usual la donación de órganos y de una u otra manera algunas personas lo ven como un delito, pero ¿por qué no donar nuestros órganos para alargar la vida de aquellos niños, hombres o mujeres que lo necesitan o por derecho le corresponde vivir?


Actualmente está en discusión la Ley Orgánica de salud, y en ella se establece por medio de un artículo que la donación de órganos, será únicamente decisión de la persona y no le competerá al estado. Cabe destacar que el mismo no deja claro, en manos de quien es la decisión, si el donante es un menor de edad.


Con esto se pretender concientizar a la población para que reflexione que la donación de órganos no debe ser vista como un negocio, si no como un acto de solidaridad, para brindar vida a aquellas personas que la necesite.


¿Donaría sus órganos al morir?

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Reseña de un libro

Cementerio de animales

La muerte es un misterio y el entierro, un secreto

Cementerio de animales, relato que encierra suspenso, terror, miedo y fantasía; es un libro que describe como la muerte recobra su vida, escrito por Stephen Edwin King, publicado por primera vez en 1983, y llevado al cine en 1989. La obra está sugestionada según comentarios del propio autor, quien dice que de cualquier manera que se pidan los deseos siempre se cumplirán tres.
Stephen King, nació en Maine, Estados Unidos en el año de 1947. Estudio en la universidad de su estado natal, y después trabajo como profesor de literatura inglesa. Su primer éxito literario fue Carrie (1973), que como muchas de sus novelas posteriores, fue adaptada al cine. A partir de entonces, la ascensión de King en la lista de best sellers fue meteórica. Maestro indiscutible de la narrativa del terror contemporánea, ha publicado más de treinta libros.



King se inspiró para escribir la novela, cuando cerca de su casa transitaban camiones y morían muchas mascotas; sus respectivos dueños les hacían funerales en un verdadero cementerio de animales. Stephen King enterró a un gato suyo que fue atropellado. Pero la desgracia rondó a Stephen King, cuando su hijo más pequeño estuvo a punto de ser arrollado por uno de aquellos camiones.

Louis Creed, personaje principal de la historia, es un medico de Chicago, se ha mudado a Ludlow, un poblado imaginario, cercano a Bangor, Maine, Estado Unidos; con su esposa Rachel y sus hijos Ellie y Gage, además de su gato "Church". Vivían en Chicago hasta que Louis aceptó un puesto en la Universidad de Maine como director de servicios de salud del campus. En el momento de llegar a su nuevo hogar conoce a Judson "Jud" Crandall, un hombre mayor quien vive enfrente, al otro lado de la carretera; éste los ayuda cuando la pequeña Ellie se lastima la rodilla al caer y a Gage lo pica una abeja. También los advierte del peligro de cruzar la carretera, debido a los camiones que por allí transitan.

Rachel Creed ha mantenido para sí una experiencia traumática sucedida en su infancia, cuando su hermana Zelda, enferma de meningitis espinal, murió mientras ella la cuidaba, es por ello que Rachel le temía tanto al tema de la muerte, de tal manera que era casi imposible hablar o explicar esta etapa inevitable de la vida a sus hijos.

Cuando la desgracia cae sobre los Creed al morir atropellado su gato church, Louis Creed se enfrentará a la difícil decisión de, por un lado, dejar que la vida (y la muerte) siga su curso o, por otro, adentrarse en el mundo de lo desconocido y sobrenatural, en el antiguo cementerio indio de los Micmac, del que se cuenta que es capaz de devolver la vida a los seres que se entierran en él. Su gato aparecerá al día siguiente pero no está del todo vivo, su comportamiento no es todo lo normal que era antes de morir, ha vuelto como si fuera un gato zombi... y Louis ignora que una desgracia aún mayor está por caer sobre su familia...

Después de muchos acontecimientos que atraen cada vez más la atención del lector, se narra la muerte del pequeño Gage, quien es atropellado en la carretera. Es entonces cuando Louis decide llevar a cabo su plan; traer de la muerte a su hijo Gage. Aprovechando la ausencia de Rachel, el Dr. Creed regresa al cementerio y desentierra el cuerpo del pequeño y lo lleva a enterrar al cementerio Micmac, esperando que vuelva a la vida. En la madrugada regresa el niño, ahora convertido en un engendro demoníaco y va directamente a casa de Jud Crandall para asesinarlo, en ese momento llega Rachel y al igual que Crandall es asesinada. Al despertar Louis se dirige a casa de su vecino, dándose cuenta de lo que ha pasado mata al gato y mata al niño. Al ver a su esposa muerta, entra en pánico y sin cordura alguna quema la casa y entierra a su esposa en el cementerio Micma esperando que regrese del más allá y vuelva a ser como antes…


Desde un punto muy subjetivo, “cementerio de animales” es uno de los pocos libros que si recomendaría, es hecho justo a la medida para los que son amantes del terror y el misterio, me gusta porque rompe la rutina de las historias “un final feliz”. En esta novela se combina gran cantidad de recursos literarios como la lirica y lo dramático, que hacen que la obra sea realmente interesante y atrayente al lector; además de esto fue adaptada en una correcta película que no explotó al máximo toda la maldad inherente que hay en el relato.

jueves, 17 de julio de 2008

El fotomaratón


Debido a la infinidad de interrogantes que causó el viaje a Caracas en el cual estabamos conociendo los medios de comunicación, mi compañero Gean Carlos y yo, decidimos compartir todas nuestras experiencias vividas, con ustdes.

Queremos expresar que desde que partimos de aqui de San Cristóbal, la emoción que asechaba nuestros corazones era inexplicable! Esperamos les guste el trabajo, pues es hecho especialmente para ustedes, cualquier comentario lo pueden expresar directamente en el blog...


karly Quintero

Gean Carlos Mendez


viernes, 4 de julio de 2008

“Todo por un polvo”

Todo por un polvo, película escrita por Carlos Daniel Malavé y desarrollada únicamente en escenarios venezolanos, lugares como: El Valle, Chacao, Valle Abajo, Las Mercedes, Petare y todo el contorno caraqueño, dieron paso a una historia llena de acción, romances, comedias, crímenes y suspenso, protagonizada por Jean Paul Leroux y Jessika Grau, y con la participación de Jesús Servó, Rosario Prieto, Roberto Moll, Víctor Cuica, Guillermo Canache y Pedro Durán, entre otros quienes dieron lo mejor de sí, para resaltar un poco más el cine venezolano.

Esta es la historia de dos historias, porque en ella se narra la vida de un típico venezolano, Alejandro (interpretado por Jean Paul Leroux) quien como muchos tiene su vida llena de sueños, cargadas de esperanza, con un toque de ambición y ganas de superarse, buscando un solo objetivo: salir de la crisis económica en la que se ve envuelto al quedar desempleado, a quien una jugarreta de las telecomunicaciones, o del destino, lo pondrá al frente de la belleza femenina.

Un día en el que Alejandro esperaba algo más de la vida, recibe una llamada equivocada; detrás de la bocina la voz atractiva de una mujer: Vanessa (Jessika Grau), asesina profesional. Su belleza es la carnada perfecta para endulzar y luego liquidar a sus enemigos. Su objetivo primordial es conseguir dinero para irse a Europa con un propósito que no revela a cualquiera. De esta llamada surge una cita a ciegas, en donde después de varias copas y frases comprometedoras llega el momento de la intimidad, Alejandro la besa con pasión y ella muy fascinante comienza a desnudarse dejando ver que está cubierta por unas capsulas llenas de un polvo misterioso. Cabe mencionar que Vanessa no se encuentra sola en sus negocios y como en toda película siempre tiene que haber un astuto villano, es allí como conoceremos a Marco (Jesús Servó).

Enigmático, asesino profesional y mafioso, quien sufre de incontinencia urinaria, y a quien su debilidad por Vanessa lo lleva a un fatal y “eléctrico” destino. En medio de balas, agresiones y un sinfín de historias sin contar, conoceremos cómo es que Vanessa confunde a Alejandro con un mafioso muy peligroso. Esta historia no deja a un lado el humor y la comedia que caracteriza al venezolano lo que hace de este film algo interesante para el cine venezolano.

Desde un punto de vista muy subjetivo, pienso que “todo por un polvo” es una de las pocas películas que sí recomendaría. En ella conseguimos de todo, un poquito: acción, comedia, romance, violencia, además, elementos propios del cine venezolano, como la música y las expresiones cotidianas, destacando por supuesto las actuaciones creíbles, es decir el “talento venezolano”. La finalidad de este film, es que la gente quede con ganas de ir a ver otra película venezolana sea cual sea el director y el género, y verdaderamente lo logró pues hace volar nuestra imaginación, incluso, la verdad que esconden los barrios y rinconcitos de Caracas, llenos de personas que creen que la vida se basa simplemente en los placeres.

lunes, 2 de junio de 2008

Comunicación Social celebra triunfalmente sus 25 aniversarios


Con un amplio programa que contempla un ciclo de una semana de conferencias, talleres, charlas, entre otras actividades especiales, se dio oficialmente la apertura de la Semana Aniversaria de la carrera de Comunicación Social de la Universidad de los Andes Táchira, la cual inició el lunes 12 de mayo con una ponencia que buscó abrir a los estudiantes un amplio abanico de posibilidades de ejercicio profesional, más allá de la mera estructura informativa.

Los profesores Jorge Moret y José Antonio Sosa fueron los encargados de dejar formalmente instalada la conmemoración de las Bodas de Plata de la carrera, y dieron paso a la primera charla sobre "la producción audiovisual en Venezuela", con la presencia de Erika Lobo y Henry Colmenares, egresados de esta casa de estudios, que ahora forman parte de grandes empresas nacionales, y tienen experiencia en el tema.
Con la infinidad de charlas, talleres y conferencias, los alumnos de Comunicación Social, lograron definir sus expectativas y esperanzas para con la carrera, además conocer, dialogar y compartir con muchos de los invitados allí presentes, lo cual sirvió de motivación para muchos y satisfacción para todos; sin dejar de recalcar el sin fin de conocimientos y técnicas que se expusieron a lo largo de esta extenuante semana.

Al respecto, cabe destacar uno de los comentarios hechos por Erika Lobo, gerente de prensa de la Fundación Misión Ávila, “Cuando entras a la universidad a estudiar Comunicación Social, en lo único que piensas es en que vas a ser periodista, a buscar noticias, trabajar en un medio informativo, pero una vez que sales te das cuentas que hay muchas cosas más por hacer, porque la comunicación es muy integral; por ello traemos nuestra experiencia en producción audiovisual, y estamos incorporando ampliamente la producción audiovisual al periodismo institucional, como una nueva visión para desempeñar ese trabajo, entre otros temas para compartir con los alumnos”.

De esta manera, e interactuando tanto alumnos como profesores, el día 16 de mayo se dió fin a lo que fue una semana que ofreció ricos conocimientos para el desarrollo del periodista, porque, como lo explicó Henry Colmenares, “a lo mejor en esta majestuosa universidad, no enseñan a manejar los equipos más modernos ni las tecnologías más avanzadas, debido a las limitaciones, pero sí se enseña a pensar, porque manejar cualquier máquina es fácil, cuando se sabe recapacitar”